lunes, 13 de marzo de 2017

Tarea en plástica: creando a Fluffy, el perro de 3 cabezas de Hagrid.

Fluffy es el perro de 3 cabezas que guarda la trampilla que da acceso al pasillo prohibido y, por lo tanto, a la búsqueda de la Piedra filosofal. Ya conté que tenemos la "suerte" de que en nuestro cole la 3ª planta está cerrada y sin uso, debido a que ya no hay tantos peques como antaño en el pueblo. A nosotros nos viene genial para continuar con la magia del libro. Allí están a punto de suceder cosas increíbles... Si conseguimos dar esquinazo a Fluffy.


Para seguir dando realismo a nuestro mundo Hogwarts nada mejor que hacer nosotros mismos a Fluffy. Javi, o como lo conocemos aquí, el profesor de Artes oscuras, se puso manos a la obra. Con un tubo de cartón, papel de periódico, cinta de carrocero y la mezcla perfecta agua y cola, se consigue dar forma a la cabeza de perro. 



Cada casa se dispuso a hacer su cabeza, con lo que nos iban a salir 5 cabezas. Elegiríamos las 3 que más nos gustasen, y las otras 2 nos servirían para decorar el aula. 




Una vez hecha la forma de la cabeza, se hacen las orejas con cartón, y se pegan. Los dientes con papel de periódico, bien afilados, y también los pegamos con silicona. Con el perro hecho llega el momento de pintarlo. Lo más difícil han sido los ojos, el profe nos echó una mano... Y así ha quedado nuestro Fluffy.



Ahora está colocado en su sitio y cumpliendo su función: tapando la entrada al pasillo prohibido. A ver cómo conseguimos esquivarlo...





No hay comentarios:

Publicar un comentario