domingo, 19 de marzo de 2017

A través de la trampilla I: Lazos del Diablo

Estamos ya en el penúltimo capítulo de Harry Potter, ¡qué rápido pasan las páginas cuando tenemos tantas aventuras!

Recapitulando, ya sabemos que había un perro de 3 cabezas que nos impedía el acceso al pasillo prohibido, donde tenemos que evitar que alguien robe la Piedra filosofal. Pero ya descubrimos cómo dormirlo: tocando una melodía. Una vez que lo conseguimos, comenzamos en clase (Dumbledore ahora resulta que quiere que leamos todos juntos en el aula) el penúltimo capítulo del libro: A través de la trampilla.

Este capítulo comienza con Harry, Ron y Hermione durmiendo a Fluffy y pasando por debajo de la trampilla que hay bajo él. Nada más saltar, caen en 'algo blandito'. Pero pronto descubren que no es un cojín precisamente: se trata de una planta llamada Lazos del Diablo, que rápidamente comienza a apretar y tratar de asfixiar a nuestros amigos. Menos mal que Hermione había estudiado mucho, y se acordó que a esa planta le gusta la oscuridad, así que utilizó un conjuro para crear unas llamas con su varita.

Nada más terminar esta parte del capítulo, Dumbledore se puso serio, nos miró, y nos dijo que era el momento de subir al pasillo prohibido. Teníamos algunas pruebas en forma de gymkana, con unas normas muy claras:

• Subir hasta la puerta del pasillo, y ponernos los antifaces. Entrar al pasillo y seguir todos juntos (subimos de grupo en grupo, es decir, de 4 en 4) una cuerda que nos llevaba hasta una mesa.



• En la mesa ya nos podríamos quitar el antifaz. Allí habría un acertijo matemático, que nos daría la pista clave.




• Tras resolver el acertijo, entrar en el aula más cercana, atravesar los Lazos del diablo, y sacar un papel del bote elegido (según el resultado del acertijo).


La aventura resultó genial. Muchos sustos, aprendimos a quitarnos el miedo, a trabajar en equipo, y seguimos viviendo un libro en primera persona. Eso que los profes ahora llaman 'gamificar'. Aquí tenéis un vídeo de todo lo que pasó en esta primera aventura en el pasillo prohibido:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada